El más valioso de la historia

Soñar un juego ante un grande como Independiente parecía demasiado, pero la suerte nos topó con esa tarde histórica que jamás, ningún hincha de Brown, vamos a olvidar. Vencer en buena ley a un gigante de nuestro fútbol marca un hito en la vida de Brown. El ascenso de hace días es historia viva, gracias a él estamos acá, pero su importancia se eclipsó en Avellaneda, tierra en donde el glorioso Tricolor plantó su bandera y cosechó quizá, el triunfo más importante en 68 años de existir.

El corazón no tiene respiros. Cualquier ferviente hincha tricolor dejaría secuelas ante un examen de rutina. Es que este equipo de Vico no para de alegrarnos y hacernos emocionar al punto del llanto y el delirio. La rama psicológica entendería esto como algo pasional, pero hoy el tiempo parece llevarlo más allá. Algunos que aún están tildados caerán en sus respectivos estadios de normalidad y entenderán que Brown se pasó de la raya, consiguió la concreción de lo soñado y se basó en una historia digna de contar una y cien veces más. De los penales de Almagro al golazo de Sproat en Avellaneda. Muchísimo. Demasiado, en tan poco tiempo…

EL PARTIDO

Brown no falló al libreto. “Se logró lo que nos propusimos: el orden, no ceder espacios y ser inteligentes cuando tuvimos la pelota”. Así lo resumió el DT y así fue. Ni las miles de almas que apoyaron a Independiente pudieron amedrentar el espíritu de un equipo que salió decidido a entrar en la historia. Con más del 50% del once titular integrado por refuerzos que llegaron para ésta temporada (Giordano, Soto, Aguimcer, Maidana, Miranda y Guerreiro), el sello característico al que ya nos acostumbró Vico volvió a dejar su marca. El debut fue un éxito basado en los pilares que subrayó el entrenador del bigote, ahora sí, más famoso. Fabro – la figura- golpeó en el primer cuarto de hora y de no ser por Maglio, hasta Brown se pudo haber ido con su arco en cero. Montenegro capitalizó un invento de penal y tras irse a los vestuarios con un hombre de menos por lado, el complemento regaló la emoción máxima que permitió el sentido de estas líneas. Todo en un contexto de irresolución por el lado local y de un oportunismo que estaba a flor de piel en cada futbolista que vistió la tricolor. Fue así que sobre los 62’, y luego de perdonarlo una vez, Sproat capitalizó la mejor jugada colectiva del partido, dando la nota y aventajando a Brown. Por suerte, gracias a la firmeza, decisión y templanza del equipo esa ventaja no se modificó, y eso que Maglio agregó seis y extendió las acciones hasta los 96’. No hubo objeciones, el propio Brindisi resaltó lo “justo” que fue el triunfo de su rival. El Trico ganó y se llevó hasta el aplauso de la gente roja.

SÍNTESIS

INDEPENDIENTE (1): Fabián Assmann; Fabián Monserrat (45m. Leonel Miranda), Julián Velázquez, Claudio Morel Rodríguez, Lucas Villalba; Martín Zapata, Franco Razzotti, Juan Manuel Trejo (45m. Federico Mancuello); Daniel Montenegro; Cristian Menéndez y Sebastián Penco (57m. Matías Pisano). DT: Miguel Ángel Brindisi.

BROWN (2): Matías Giordano; Joel Barbosa, Víctor Soto, Ezequiel Aguimcer, Facundo Lemmo; Martin Fabro, Gustavo Ruíz Díaz, Adrián Maidana, Matías Sproat; Pablo Miranda y Mariano Guerreiro. DT: Pablo Vico.

Goles: 15’ Fabro (B), 19’ Montenegro -p- (I); 62’ Sproat (B).
Amonestados: Trejo, Montenegro (I); Lemmo, Giordano, P. Miranda (B).
Expulsados: 45’ Zapata (I) y Ruiz Díaz (B).
Estadio: Libertadores de América
Árbitro: Carlos Maglio

FOTOS

Fotos: NA

Fuente: Prensa Brown