Scalenghe: “El ascenso del ’97 fue el puntapié de todo lo que vino después”

A 21 años de una consagración inolvidable, Eduardo Scalenghe recordó el ascenso a la B Metropolitana en 1997 y el título obtenido en la Primera C tras superar a Berazategui en un épico final. Además, opinó sobre el momento actual del club.

El Club Atlético Brown es un equipo con historia, marcada por ascensos gloriosos como el obtenido en la temporada 1996/1997. Con motivo de ello y a más de dos décadas de lo sucedido, Eduardo ‘Bocha’ Scalenghe, autor de uno de los goles más importantes del club y hoy integrante del cuerpo técnico de Pablo Vico, recordó aquella consagración.

“Tengo los mejores recuerdos de mi época como jugador, fueron momentos que realmente no se olvidan, más ese torneo por la forma en que se dio. Llegar a la última fecha peleando contra otros dos equipos, quedarse con el título y el ascenso, es un orgullo. Fue el puntapié inicial para lo que vino después y que hoy lo tiene a Brown en la B Nacional”, expresó.

“A pesar de que las canchas no estaban en condiciones, se jugaba muy bien. Teníamos buen pie, éramos un equipo duro atrás, inteligente en el medio y arriba letal”, contó el Bocha.

Con el paso de los años, Scalenghe recuerda las virtudes de un equipo que quedó marcado a fuego en la historia de Brown.

“Los delanteros la metían desde cualquier lado, subíamos gente constantemente al ataque, salíamos a ganar en cualquier cancha. Un grupo humano bárbaro, sin eso las cosas hubiesen sido más difíciles. Nos divertíamos, trabajábamos y disfrutábamos al momento de jugar”.

Luego recordó su gol ante Berazategui y marcó la importancia que tuvo para él: “Fue el gol más importante, lo que todo jugador sueña desde chico. Llegar a Primera, marcar en el último minuto y que te haga salir campeón  creo que es un sueño. En ese momento no pensaba, eran los minutos finales, la intención era llegar y meterla. Tuve la suerte de que me tocó a mí. Cuando vi que entró no sabía qué hacer”, detalló.

Por último, habló sobre el momento actual del Tricolor, que se encuentra en el reducido en busca de un ascenso a Primera División: “Gracias a Dios se vive con tranquilidad. Es algo hermoso, estar en una semifinal y pelear un ascenso a Primera. Creo que no somos conscientes del momento que estamos viviendo, en parte es mejor porque vamos con una tranquilidad que pocas veces la he visto y por suerte está saliendo bien”, finalizó.

Por Nicolás Taboada
Prensa Brown