Vico: “La prioridad siempre va a ser Brown”

A poco más de una semana de haber jugado la semifinal y a sólo horas de rubricar la renovación de su contrato, el entrenador Pablo Vico charló para el sitio oficial y contó sus sensaciones luego del esfuerzo que realizó junto a sus dirigidos para pelear por el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino, algo impensado tiempos atrás. Sobre su futuro no dudó: “siempre la prioridad la tiene el club”.

Sin bien el éxito total no lo acompañó, se puede decir que lo hecho por Brown, con Vico al mandó, traspasó todos los objetivos. Quedar a un paso de la final por un lugar en la Primera División no es algo de todos los días, sobre todo teniendo en cuenta las armas con las que se basó Brown para anteponerse a otras instituciones de mayor poderío en la divisional.

“Para nosotros es más que positivo, se lograron cosas importantes. Pusimos no sólo a la institución, jugadores y cuerpo técnico en lo más alto, creo que se llevó a que Brown sea visto desde otro punto. Nos ganamos un respeto”, remarcó Vico.

La apasionante semifinal frente a Sarmiento significó sin dudas un trago difícil de digerir, dado que la ilusión reinante era enorme en cada hincha de Brown.

“Es una herida que cuesta cerrarla, teníamos mucho entusiasmo de jugar la final del reducido. Era lo que pretendíamos, darle al hincha de Brown esa satisfacción de estar peleando por un ascenso a la Superliga. Después si se daba o no era otra historia, realmente lo queríamos nosotros el cuerpo técnico y los jugadores”, expresó.

Más allá del resultado y el haber llegado a donde se llegó, el plantel tuvo su merecido reconocimiento.

“El hincha de Brown es muy especial. Cuando fuimos a la mitad de la cancha para saludar y vimos a la gente de pie aplaudiéndonos, fue muy emocionante. En el momento de la salida de los jugadores uno por ahí se imaginaba que alguien iba a quedarse para agradecerles lo que hicieron durante este año. Íntimamente esperaba esa respuesta, además la gente te lo demuestra en la calle todos los días”.

Reflexivo y autocrítico, Vico remarcó un momento clave de la última campaña que lo llevó a ese aplauso emotivo final.

“Con Gimnasia de Jujuy no hicimos un buen partido y contra Los Andes no merecíamos haber perdido. Ahí fue nuestro quiebre, a partir de ese momento cambio mucho la situación para intentar llegar al reducido”, comentó y agregó: “se ganaron tres partidos consecutivos, nadie creía que se iba a poder por las condiciones que estábamos demostrando”.

Pasan los años y los resultados se superan, por eso es cada vez más difícil imaginarse un Brown sin Vico. A pocos meses de alcanzar la década siendo el dueño del banco tricolor, el entrenador se topó nuevamente con el momento de renovar su lazo con la institución.

“No tuve dudas, lo sigo sosteniendo y diciendo, uno pudo haber tenido oportunidades para irse a otro lado pero, para nosotros siempre la prioridad va ser Brown. Si después no se puede llegar a un entendimiento, se trabajará para tratar de llegar a un acuerdo. Pero siempre la prioridad la tiene el club”, finalizó.

Prensa Brown